Aqui los tenéis, mis hilos, son mis joyitas; me muero por mis miles y miles de carretes, y bobinas de hilos, de infinidad de colores. Cuando me toca hacer compras de hilos para mi es uno de los mejores y más complicado momento de todo el proceso de diseño y creación, por mi cogería la carta completa de colores.

Nuestras piezas se pueden realizar en cualquier color, aunque suela mostrar unos pocos, tenemos posibilidad de montar en cualquiera de ellos.

Una vez realizada la pieza en el metal deseado, también se puede elegir el tono de color que más se adapte a cada un@ de nuestra@ cliente o clienta.

Cuando encuentro colores nuevos y los recibo en el taller, es alucinante la sensación, es como cuando me regalaban de pequeña cajas de colores, o como cuando estudiaba en la escuela de arte y abría  mis cajas de acuarelas, temperas, acrílicos, oleos, etc…

 

Os dejo con ellos de momento, escribo de momento por que estarán siempre muy presentes en todos mis diseños y creaciones.